La Comisión recomienda revisar la tasación por la que una parcela mermó su valor en más de 11 millones de euros y reclamar el alquiler impagado a la empresa gestora de la EMV.

El Pleno de la Corporación de esta mañana ha dado cuenta del dictamen de la Comisión de Investigación constituida el pasado mes de noviembre para analizar el informe de la Cámara de Cuentas de fiscalización del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y sus empresas públicas en los ejercicios 2010 y 2011. Dicho dictamen venía avalado por la unanimidad de los grupos municipales. Izquierda Unida de Rivas Vaciamadrid valora positivamente las conclusiones de la Comisión porque recogen la apuesta por la transparencia y el refuerzo del control público en la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) y lo convierten en un buen punto de partida tanto para aclarar cualquier duda o laguna sobre su gestión como para el punto de inflexión que esta empresa pública necesita.

El dictamen recoge el relato de lo abordado durante las sesiones de la Comisión, es decir, analiza en términos políticos la supuesta merma patrimonial en la gestión de la Empresa Municipal de la Vivienda señalada por la Cámara de Cuentas, a causa del posible abuso de confianza de la empresa privada gestora. IU entiende que a este respecto, la Comisión ha servido para la rendición de cuentas, la aclaración de algunas de las cuestiones señaladas por el organismo fiscalizador, y la reparación de patrimonio que se haya podido ver afectado, tal y como Izquierda Unida venía defendiendo. Entre las recomendaciones asumidas por la Comisión de Investigación en sus conclusiones, está la revisión –pasando por los técnicos municipales y por los órganos colegiados con las suficientes garantías- de la tasación de la parcela P1 del ZOUP 18 Capanegra que fue valorada en 2011 por más de 11 millones de euros menos respecto a su tasación oficial inicial, así como la reclamación –avalada por los servicios jurídicos municipales- a la empresa gestora de la EMV del alquiler impagado por el uso de sus dependencias. En lo referido a la supuesta sobrefacturación por parte de dicha gestora por concepto del suelo cedido gratuitamente para la promoción de los planes municipales de vivienda, cualquier decisión administrativa de posible reclamación de cantidades queda pendiente a lo que disponga el informe final de la auditoría puesta en marcha por los servicios económicos y jurídicos municipales bajo la dirección de la Intervención Municipal.

Izquierda Unida se muestra satisfecha de que su apuesta por la transparencia y la rendición de cuentas hayan influido decisivamente en los trabajos de esta Comisión política y, aunque su propuesta desde el inicio de sus debates de la necesaria publicitación de los mismos no pudo sacarse adelante, compartirá las conclusiones así como la posición mantenido por sus representantes, con el conjunto de entidades y colectivos que en el último tiempo han manifestado su interés en conocer de primera mano los trabajos desarrollados en la Comisión. El Grupo Municipal de Izquierda Unida – Los Verdes ha sido, con diferencia, el más activo en la solicitud de comparecencias y documentación, así como en la formulación de propuestas y recomendaciones útiles para la mejora de la gestión. La transparencia nunca es una amenaza, y en asuntos de esta trascendencia, siempre fortalece a las instituciones democráticas y a la confianza de la ciudadanía en ellas.

Desde que en el mes de julio tuviera conocimiento del anteproyecto de Informe de la Cámara de Cuentas, IU ha defendido que su responsabilidad como fuerza del gobierno local pasaba por tomar la iniciativa respecto a la rendición de cuentas y la aclaración de los ámbitos de gestión puestos en duda por el organismo fiscalizador regional, entre los que destacaba la EMV. Fruto de ese empeño de IU, el Ayuntamiento asumió la única recomendación de la Cámara de Cuentas (una auditoría comandada por la Intervención Municipal), y la Junta General de la EMV renovó en diciembre la composición de su Consejo de Administración, del que salieron sus anteriores Presidente y Consejero Delegado. Igualmente, también a propuesta de Izquierda Unida, vuelven a tener presencia en el citado Consejo el Secretario General y el Interventor de la Corporación, y el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana incorpora una representación vecinal.

Izquierda Unida entiende pues que el dictamen de la Comisión de Investigación es buen punto de partida, sin perjuicio de lo que resulte en cuanto al análisis de la gestión económica que recogerá el informe de la auditoría en marcha bajo la dirección de la Intervención Municipal, la auditoría externa encargada por la EMV –a la que sería deseable acompañar de la incorporación de los representantes vecinales en el Consejo de Administración- o las conclusiones que jurídicamente puedan derivarse de las diligencias abiertas por la fiscalía.

Ahora es el momento de seguir reforzando el control público de la EMV y minimizar la gestión externa para optimizar los recursos propios municipales, en línea con lo decidido por esta organización política. Estas mejoras en el modelo de gestión están unidas a los cambios y retos que el momento actual exige a la EMV, que pasan por diversificar su actividad más allá de una política exclusivamente productora de viviendas. La puesta en valor de suelos agrícolas e industriales o el acompañamiento social para los casos de desahucio, deben recogerse, entre otros asuntos, en su agenda de la mano del diálogo activo con PYMES, economía social y ciudadanía. IU espera que la necesaria hoja de ruta que se inicia ahora cuente con el consenso también de PP y PSOE, como las conclusiones de la comisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.