El pasado 5 de noviembre, el Partido Popular de Rivas Vaciamadrid manifestó abiertamente su intransigencia y falta de respeto a la libertad de expresión, al ausentarse del acto que se convoca todos los primeros lunes de cada mes, donde la ciudadanía se reúne para protestar contra la violencia hacia las mujeres. Y que esta vez contaba con la colaboración de colectivos de teatro y representantes del Foro Juvenil, a través de una representación teatral y las lecturas de un manifiesto de la juventud y un cuento condenando la violencia de género.

El motivo esgrimido por parte del PP es que “los partidos de la izquierdas quisieron protagonizar dicho acto con la colocación de pancartas que nada tenían que ver con la violencia de género”. Izquierda Unida, como organización feminista, entiende que también es violencia cheap jerseys que no podamos decidir sobre nuestra maternidad. La violencia de género tiene muchas formas, algunas de ellas silenciosas, como la que utiliza el Gobierno de Rajoy. Su ministro de Justicia pretende poner fin a la vigente ley del aborto, volviendo a exponer a las mujeres a la violencia de la desigualdad. Nos quieren hacer retroceder a los tiempos en que solo podían abortar aquellas que podían pagar una clínica privada. Nos meten el miedo en el cuerpo. La violencia de género tiene muchas formas, algunas de ellas silenciosas, como los recortes a los derechos de las mujeres.

El 25 de noviembre se reivindica el Día contra la Violencia de hacia las Mujeres. IU está en contra de los tipos de maltrato hacia las mujeres, vengan también del ministro que venga. El compromiso con las mujeres y la libertad es nuestra bandera común. Y en la agenda política de la derecha está, sin duda, decirnos a nosotras qué debemos hacer, según los dictados de la jerarquía eclesiástica.

El discurso hipócrita del PP se rompe, cuando el ministro Gallardón quiere legislar sobre un derecho fundamental para las mujeres. Nosotras no somos libres o mayores de edad por gobiernos de ningún tipo, sino por la propia lucha que llevamos realizando desde hace tanto tiempo, que hasta la memoria nos falla. Por ello, este gesto del PP de Rivas nos preocupa y nos indigna porque, una vez más, dejan latente que no saben convivir con la libertad de expresión y que no respetan los espacios abiertos de debate. No queremos tutela ni de la iglesia ni de los gobernantes: ¡Ni un paso atrás en el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.