Izquierda Unida ha acompañado a los y las representantes de las AMPAS al registro de la Asamblea de Madrid, que ha tenido lugar esta misma mañana, en apoyo a su reivindicación.

Esta mañana las AMPAS de las 7 escuelas infantiles de Rivas Vacimadrid (Grimm, Rayuela, Platero, Luna Lunera, Arlequín, Nanas de la Cebolla y Patas Arriba) han registrado más de 3.500 firmas en la Asamblea de Madrid, denunciando “la situación de abandono y deterioro en la educación pública infantil por parte de la Comunidad de Madrid”.

Izquierda Unida de Rivas Vaciamadrid, a través de su coordinador local Pedro del Cura y el edil y también secretario de Organización Curro Corrales, ha acompañado a las familias, respaldando, como siempre lo ha hecho, la defensa de la enseñanza pública y concretamente en la etapa infantil. En este sentido, IU Rivas señala que “las agresiones del Gobierno regional a la Escuela pública siempre empiezan por infantil. Por ello, es importante defender la Educación Pública desde sus cimientos”.

La falta de responsabilidad por parte de las políticas de derechas en la gestión de la enseñanza pública preconiza el carácter asistencial de los centros para la infancia. El recorte presupuestario destinado a las escuelas infantiles y el nuevo sistema de contratación de profesionales para gestionarlas evidencia, hoy más que nunca, con la excusa de la crisis, su objetivo final: convertir un derecho fundamental, como es la educación pública, en un negocio.

En esta línea, la diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid Tania Sánchez, quien también ha estado presente en la entrega de firmas, pidió una comparecencia de la consejera de Educación Lucía Figar en la que preguntó los motivos del cambio de criterios de valoración en la contratación de la gestión de servicio educativo público de la escuela infantil ripense Arlequín.

Este hecho, también está preocupando a los familiares de la escuela infantil Patas Arribas, perteneciente a la Red de Escuelas Públicas de la Comunidad de Madrid, ante la posibilidad de que en el próximo curso escolar no se renueve a la cooperativa sin ánimo de lucro que forma el equipo educativo, ya que en 2014 sale a concurso público la gestión del centro. Hasta el 2008, el criterio principal por el que se adjudicaba era la calidad del proyecto educativo. Sin embargo, ahora el procedimiento obedece a criterios económicos de ahorro en perjuicio de la calidad educativa para las y los más pequeños, así como en la alimentación en el servicio de comedor; y la precariedad laboral de los y las profesionales que atienden a sus hijos e hijas.

Desde IU Rivas seguiremos defendiendo la calidad de la enseñanza pública, también en esta etapa educativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.