Izquierda Unida celebró su Conferencia sobre Europa -el pasado 22 de junio-, un debate monográfico en torno a los retos que la Unión Europea plantea para la izquierda. Bajo el lema ‘Unidos y unidas contra la Troika’, la jornada marcó el inicio del que será el proceso de discusión y elaboración públicas en el Estado español del programa del partido de la Izquierda Europea –del que forma parte IU- ante las elecciones europeas de mayo de 2014.

La apuesta por una Europa que dé la espalda a la dictadura de los mercados y apuesta por la ciudadanía, los derechos sociales y las instituciones democráticas es clara. El documento que enmarcó el debate plantea la necesidad de convocar una Asamblea Constituyente Europea, elegida por sufragio universal, como primer paso hacia “una Europa social y ecológicamente sostenible que acabe con el actual Tratado de Estabilidad, con el principio de la desregulación del mercado, con la moneda única sin Tesoro Público Europeo, con el Banco Central como entidad no controlada democráticamente”.

Para hacer frente a la crisis con una perspectiva europea, Izquierda Unida considera irrenunciable la nacionalización y el control democrático del sistema financiero y la realización de una auditoria pública de la deuda que libere a los Estados del pago de deuda ilegítima para volver a poner en el centro de sus prioridades económicas los servicios públicos.

De la misma manera, para IU es fundamental, como parte de la resistencia a las políticas de recorte y sacrificio económico, generar un frente común con los pueblos meridionales europeos que están soportando los efectos perversos de la austeridad impuesta por la banca alemana, “un polo de integración regional en Europa del Sur”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.