Vivimos tiempos difíciles y cambiantes, de mucha incertidumbre, donde muchos vecinos y vecinas lo están pasando mal. Tiempos que reclaman más que nunca compromiso para la transformación de la sociedad en una más justa desde lo que nos queda más cerca: nuestra ciudad. Para ello trabaja Izquierda Unida, en ello se implican sus gentes, ciudadanos y ciudadanas que entienden la política como la oportunidad de sumar fuerzas para que las cosas sean de otra manera.

Rivas Vaciamadrid se ha construido desde esa convicción, desde esa pasión, desde ese compromiso que IU comparte día a día con sus gentes. Hay mucho por hacer: te invitamos a hacerlo juntos y juntas.

Un poco de historia

tresalcaldes

Izquierda Unida nació como movimiento político y social transformador en 1986. Fue entonces cuando vecinos y vecinas militantes del PCE y otros partidos de izquierdas, gente implicada en el emergente tejido social local, ripenses vinculados y vinculadas a la lucha sindical, ecologista, feminista o pacifista, decidieron empezar a trabajar por construir en Rivas ese referente de izquierda alternativa. Tras las elecciones municipales de 1987, con cuatro concejales, Izquierda Unida se reveló como el principal grupo de oposición y emprendió un trabajo institucional que la consolidó como la alternativa necesaria para una ciudadanía que, ya en los comicios locales de 1991, la situó como la fuerza más votada.

Empezaba entonces un nuevo episodio, ya al frente del Gobierno municipal, que se prolonga hasta la actualidad. En las sucesivas citas electorales, Izquierda Unida ha revalidado la confianza de las y los ripenses y ha visto ampliado el respaldo a un proyecto que va dando sus frutos cada día: el de hacer de Rivas un referente de calidad de vida y bienestar social, la semilla de otro mundo posible. Una ciudad que crece al servicio de quienes en ella habitan, haciendo del equilibrio territorial, la extensión de los servicios públicos de calidad, el respeto al medio ambiente y los espacios participativos, sus principales señas de identidad.

Hoy Rivas es una ciudad cuyo modelo urbano, social, de servicios y de convivencia muestra cómo las cosas pueden hacerse de otra manera, que la política es decidir sirviendo a la ciudadanía pero también compartir con ésta esas decisiones, y hacer de la gente y sus intereses la centralidad de las mismas. Todo ello contribuye a que la transformación de esta sociedad en una más justa, igualitaria y sensible sea una meta cada día más cercana. Así lo quiere Izquierda Unida, y así mira hacia el futuro de nuestra ciudad, haciendo de ese camino un apasionante punto de encuentro para todas y todos.