Izquierda Unida de Rivas denuncia la política de barracones de la Comunidad de Madrid

El Gobierno regional apuesta por instalar barracones, como en los años 90, ante su falta de planificación en la construcción de nuevos centros educativos.

Ante la publicación de las listas provisionales de colegios e institutos para el próximo curso, donde las solicitudes a los centros educativos superan al número de plazas disponibles, Izquierda Unida de Rivas Vaciamadrid vuelve a denunciar las políticas educativas del gobierno de la Comunidad de Madrid que no solo han llevado a nuestra ciudad a una emergencia educativa, sino que, como en los años 90, volvamos a los barracones, no para cumplir con las normas sanitarias, sino por su falta de planificación en las infraestructuras educativas que nuestra ciudad lleva años reclamando.

La incertidumbre y la preocupación de las familias en el proceso de matriculación de sus hijos e hijas en los centros educativos públicos de Rivas de cara al próximo curso sigue sin tener respuesta por parte de la consejería de Educación.

Por ello, desde IU Rivas seguimos exigiendo que el Gobierno regional cumpla con los compromisos adquiridos con la comunidad educativa y el Ayuntamiento ripense. Porque como ya denunciamos el pasado mes de abril, de nada sirven los numerosos anuncios por parte del hasta ahora consejero de Educación, Enrique Ossorio, cuando no han sido capaces de licitar la finalización del CEIPSO La Luna, lo que supondría cerca de 600 nuevas plazas entre infantil, primaria y secundaria.

Esta falta de voluntad política se traduce también en que aún la Comunidad de Madrid no ha sido capaz de firmar el convenio comprometido con el Consistorio, desde el pasado verano, para poder empezar a construir el colegio público Mercedes Vera en el barrio centro, cuya parcela municipal fue cedida en noviembre de 2018, al igual que se cedió otro terreno municipal para la construcción del nuevo Instituto Margarita Salas en esta zona.

Mientras la Comunidad de Madrid permanece inmóvil ante esta grave situación de emergencia educativa, nuestros centros escolares continúan colapsados y se han visto obligados a reconvertir en aulas espacios destinados a otras actividades, poniendo en peligro la calidad educativa de la misma.

Desde Izquierda Unida seguiremos reivindicando, como siempre, mano a mano con toda la comunidad educativa, las infraestructuras que nuestra ciudad necesita, ahora incluso con más razón.

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email